Breve Historia de la Compañía

Print Friendly

jesuit-logo

Breve historia de la Compañía de Jesús

El 24 de junio de 1539, San Ignacio de Loyola (ver biografía) dispuso los pilares para una nueva orden religiosa: La Compañía de Jesús. Un año después, el cardenal Gaspar Contarini presenta a S.S. Paulo III los Cinco Capítulos de la Fórmula del nuevo Instituto.

En Tívoli, Paulo III oye la lectura, de labios del mismo cardenal Contarini. De inmediato los aprueba "vivae vocis oraculo", diciendo: "Aquí está el Espíritu de Dios". En septiembre de 1540, el cardenal Bartolomé Guidiccioni aprueba, por fin, el proyecto de la fundación. El 27 de septiembre de 1540 el Papa Paulo III firma la Bula "Regimini militantis Ecclesiae" con la cual aprueba y confirma a la naciente Compañía. San Ignacio convoca, entonces, a los compañeros dispersos para la elección del Superior General.

Luego de llevar a cabo un proceso de elecciones entre los miembros de la nueva orden religiosa, San Ignacio de Loyola es elegido como el primer Prepósito General de la Compañía de Jesús. El 22 de abril de 1541, se reunieron todos en la capilla del Santísimo Sacramento, en la basílica de San Pablo extra muros. Allí, en la Misa celebrada por San Ignacio, ante el antiguo mosaico de la Virgen, hicieron la profesión solemne, primero San Ignacio y después todos los demás.

"Yo Ignacio de Loyola, prometo a Dios Todopoderoso y al Sumo Pontífice, su Vicario en la tierra, delante de la Santísima Virgen María y de toda la corte celestial, y en presencia de la Compañía, perpetua Pobreza, Castidad y Obediencia, según la forma de vivir que se contiene en la Bula de la Compañía de Jesús nuestro Señor, y en las Constituciones, en las ya declaradas como en las que adelante se declarasen. También prometo especial obediencia al Sumo Pontífice en lo referente a las misiones, de las que se habla en la Bula. Además prometo procurar que los niños sean instruidos en la doctrina cristiana, conforme a la misma Bula y Constituciones".

 Gobierno de la Compañía

A toda Italia. Y también a Francia. La dispersión mayor había comenzado antes, con la partida de San Francisco Javier hacia Portugal y de ahí a la India, Indonesia, Japón y China. Poco después los jesuitas deben partir al Brasil y a Etiopía. San Ignacio ve partir, anima, organiza y ora por todos.

Ignacio no se mueve ya más de Roma. Su peregrinar termina con la elección de General. Desde ese día toda su preocupación es la Compañía de Jesús, las personas y las obras. De inmediato comienza el fluir de los nuevos compañeros. Con caridad y agradecimiento al Señor, San Ignacio los recibe. Les da lo mejor de sí. Debe atender también, las muchas y diversas peticiones con que son requeridos.

El Papa los está dispersando por Europa. A Alemania, al coloquio de Worms y a la dieta de Ratisbona. Hacia Austria, España, Inglaterra e Irlanda, a los países eslavos y al Concilio de Trento.

 Expansión de la Compañía

A mediados de 1550, San Ignacio completa el texto de las Constituciones de la Compañía de Jesús. Casi al final de sus días, la Compañía cuenta con más de mil personas y se extiende ya por los cuatro continentes conocidos.

www.pdf24.org    Enviar artículo en formato PDF   

3 Responses to Breve Historia de la Compañía

  1. ANTIGUOS ALUMNOS JESUITAS DE ARGENTINA Y GRUPO JESUITAS EN EL MUNDO dice:

    Los Antiguos Alumnos Jesuitas de Argentina y del grupo Jesuitas en el Mundo, integrado por más de 6.000 laicos ignacianos, cientos de sacerdotes jesuitas de diferentes países, particularmente de habla hispana y amigos de la Compañía de Jesús les enviamos un fraternal saludo en Jesús, María y José. "Ad Maiorem Dei Gloriam".   Carlos Jorge Céspedes, Administrador del grupo Jesuitas en el Mundo.

  2. luis cruz dice:

    muy bella las obras de los jesuitas .

  3. Rosa Margarita Velasquez dice:

    Que maravilloso trabajo el que han realizado desde su creación, son un ejemplo de trabajo y entrega a la comunidad siguiendo el ejemplo de nuestro sr. Jesucristo, que Dios los bendiga. Quisiera informarme sobre sus actividades en Honduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *